Etiquetes

Contra reloj pero dentro del tiempo previsto, y a un ritmo frenético, como debe ser, las tareas de la obra entran en sus 10 últimos días que nos llevarán a que el próximo sábado 12 de abril ya podamos celebrar la misa vespertina del Domingo de Ramos.

En las fotos se puede ver que la iglesia ya está pintada y se han limpiado las lámparas del techo y repasado su iluminación. Esta semana se están realizado las tareas de carpintería de decoración de las paredes y el suelo. También se está colocando el mármol del presbiterio.

También puede ver en las fotos que se actúa en el mismo momento en las otras fases de la obra, en la acogida, la antigua sacristía, en las nuevas dependencias de deambulatorio y nueva sacristía, en la nueva capilla del Santísimo y en los nuevos locales de catequesis. También se puede observar la nueva calle ya prácticamente ya terminada.