Una vez rebajado el suelo alrededor de medio metro, se ha procedido a colocar el aislamiento contra las humedad, motivo principal por el que se han realizado las obras.

El aislamiento consiste en primer lugar extender un plástico impermeable por todo el suelo. Encima de él se van colocando las piezas que tiene en las fotos, tienen forma de taburete, que encajan perfecto en los laterales, construyendo así una gran telaraña hermética en su parte superior y vacía por debajo para favorecer la circulación de aire, que se será impulsado en el exterior de la construcción por unos ventiladores a través de unos tubos, que también verá en las fotos. A continuación se coloca mallasos para dar consistencia a la capa de hormigón del suelo.

En las fotos se puede ver el proceso y os podréis hacer un poco la idea, además de ser unas imágenes inéditas!